Blog

¿Vender o alquilar? Ventajas e inconvenientes



 

Si eres propietario de una vivienda que actualmente tienes alquilada y estás pensando en venderla, debes saber que esta operación te ofrece grandes beneficios. Lo primero a tener en cuenta es que vas a obtener dinero rápido, lo cual es un gran punto a favor si necesitas liquidez. Y, aunque no necesites mucho dinero, siempre tienes la opción de reinvertir el capital.

Si contratas los servicios de una buena agencia inmobiliaria como Invermax, puedes obtener importantes beneficios. Realizamos un estudio para conocer la posible revalorización de la vivienda y si el mercado se encuentra en un buen momento para vender un inmueble.

Siempre que cumplas una serie de requisitos, como que la vivienda que vayas a vender sea tu residencia habitual y que el dinero vayas a utilizarlo en la compra de otra vivienda, puedes estar exento de declarar las ganancias patrimoniales.

Morosidad en el mercado del alquiler

En los últimos años, la morosidad en el mercado del alquiler ha aumentado de forma exponencial, sobre todo desde el inicio de la pandemia del coronavirus. El hecho de que el inquilino no pague el alquiler puede poner en serio riesgo tu inversión y tu propiedad. ¿Qué ocurre si por ejemplo destinas la renta al pago de la hipoteca?

Resolver una situación de impago por parte del inquilino no es nada sencillo, y supone un importante desembolso económico. Debes contratar a un abogado y a un procurador para presentar la demanda de desahucio por impago de alquiler. Una vez admitida a trámite, se le notifica la demanda al arrendatario, el cual puede tomar diferentes posturas al respecto.

Una de las más habituales es que se oponga a la demanda para ganar tiempo ya que, en este caso, debe celebrarse un juicio. Si todo va bien, el Juez te da la razón a través de una sentencia en la que fija la fecha de lanzamiento. Como puedes comprobar, es un proceso largo y complejo, que se puede prolongar durante varios meses.

Pero todavía hay más. El hecho de que el inquilino sea obligado a abandonar el inmueble no significa necesariamente que vaya a pagar la cantidad adeudada. Si no lo hace, te verás obligado a presentar una demanda ejecutiva para el cobro de la deuda.

Esta es una situación que, por desgracia, cada vez enfrentan más arrendadores. Por muy solvente que sea el inquilino, no hay nada que te pueda garantizar al 100% que vaya a pagar la renta. Por lo tanto, para vivir tranquilo y sin ninguna preocupación, lo mejor que puedes hacer es vender el piso en lugar de alquilarlo.

Consejos para vender un piso alquilado

¿Se puede vender un piso que tienes alquilado? Sí, pero hay algunas cosas que debes tener en cuenta en base a la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Para que todo te resulte más sencillo, te recomendamos ponerte en contacto con una agencia inmobiliaria de confianza y calidad como Invermax.

Lo primero que debes saber es que no puedes echar al arrendatario tras la venta de la vivienda. La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) establece que el comprador tiene la obligación de seguir con el contrato de alquiler hasta su vencimiento. En la actualidad, el contrato de alquiler tiene una duración mínima de cinco años si el propietario es una persona física, y de siete años si el propietario es una persona jurídica.

Ahora bien, ¿realmente va a haber alguien interesado en comprar una vivienda con inquilino? Sí, para un inversionista esta puede ser una operación muy rentable. También tienes la posibilidad de negociar con el inquilino para que desaloje el inmueble, pero recuerda que no está obligado a irse, así que lo más normal es que pida una indemnización.

Derecho de adquisición preferente

La Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU) también determina que el inquilino tiene derecho de adquisición preferente. Esto quiere decir que si decides vender el piso alquilado a un determinado precio, el arrendatario tiene prioridad para adquirirlo por ese valor.

Por esta razón, estás obligado a comunicarlo por escrito que quieres vender la vivienda y cuáles son las condiciones de venta, sobre todo en lo que respecta al precio. Desde el momento de la notificación, el inquilino tiene un plazo de 30 días naturales para dar una respuesta.

Si no lo hace, se entiende que ha rechazado la oferta, y tienes vía libre para vender el inmueble a quien tú quieras. Si responde y quiere comprar el piso, tenéis que formalizar la operación en los siguientes 180 días.

Si el arrendatario no quiere comprar la vivienda, éste puede negarse a recibir visitas. Desde el momento en que se firma el contrato de arrendamiento, tú eres el propietario, pero el inquilino tiene el derecho de uso sobre el inmueble, así que necesitas su permiso para entrar en el piso.






IMAX.ContactoNoticias

Conoce los servicios que ofrece Invermax

Rellena este formulario y un asesor especializado contactará contigo.

IMAX.FacebookFeed

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades?

Síguenos en nuestro perfil de Facebook y no te pierdas nada

Text/HTML

A

Contáctanos

Envía el formulario y te contestaremos lo antes posible

¿Cómo podemos ayudarte?

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.
Espere por favor...
Servicios
Sobre Invermax
 
91 489 93 84
93 624 56 00