Blog

6 motivos por los que vender un piso entre particulares puede ser peligroso



Si quieres vender tu vivienda, lo primero que debes saber es que, al contrario de la creencia popular, una operación de compraventa en el sector inmobiliario es un proceso complejo que sólo un agente con formación y experiencia puede realizar con éxito. Sí, existe la compraventa entre particulares, pero hay muchos riesgos que pueden hacer que la operación termine siendo un absoluto fracaso.

En Invermax somos una agencia inmobiliaria de calidad y confianza con más de 15 años de experiencia. Damos un trato muy cercano a nuestros clientes y un servicio 100% profesional.

Poner un precio equivocado

En Internet se pueden encontrar muchos manuales que dicen que es muy sencillo fijar el precio de venta y cómo los particulares pueden realizar el cálculo. Pero la realidad es muy distinta. Para saber el valor de la vivienda hay que hacer un estudio exhaustivo del mercado, teniendo en cuenta factores como la financiación actual, la competencia, el estado del inmueble… Todos estos factores deben ser analizados de forma individual y en conjunto.

Uno de los principales errores que cometen los particulares es fijar el precio de venta de su casa en función del dinero que necesitan, cuánto pagaron por las obras o reformas o los sentimientos que tienen hacia ella.

Publicar un anuncio con fotografías de mala calidad

Cada día se publican cientos de anuncios para vender una vivienda, así que es importante saber cómo destacar sobre el resto. Un buen anuncio lo es todo para causar la mejor primera impresión posible. Uno de los principales motivos por los que vender un piso entre particulares puede ser peligroso es que muchas veces éstos no prestan atención a las imágenes, y creen que con hacer un par de fotografías de mala calidad con el teléfono móvil es suficiente.

Sin embargo, es imprescindible saber cómo fotografiar una casa. Una vez todo está limpio y en orden, hay que hacer varias fotografías de cada estancia, tomadas desde distintos ángulos, aprovechando la luz natural. Lo más importante es hacer un buen encuadre e integrar la mayor cantidad de espacio posible, fotografiando a la altura de los ojos.

No tener tiempo para atender a las visitas

Las obligaciones personales y profesionales impiden a los particulares dedicar todo el tiempo que les gustaría a la venta de la vivienda.Para no perder ni una sola oportunidad de venta es contratar los servicios de una buena agencia inmobiliaria.

En Invermax gestionamos las llamadas y planificamos las visitas al detalle. Preparamos un pequeño tour por el inmueble y una vez finalizada la visita, hacemos un seguimiento de los interesados. Esto aumenta de forma notable la posibilidad de cerrar la compraventa de la casa en poco tiempo.

No saber negociar

Un agente inmobiliario tiene una gran capacidad de negociación, razón por la cual contratar sus servicios es una excelente inversión a la hora de vender una vivienda.

Una de las técnicas más comunes es el conocido como efecto ancla. Cuando se negocia el precio, quien hace la primera oferta tiene más ventajas a la hora de conseguir una rebaja. Consiste en que el primer precio del que se habla como oferta es el que las partes mejor van a recordar ya que la negociación va a girar en torno a esta cantidad.

Descartar las primeras ofertas

Los particulares tienden a descartar las primeras ofertas que reciben. Pero, ¿por qué razón? No existe una respuesta universal sobre esta cuestión, pero lo que está claro es que hay que valorar todas y cada una de las ofertas. No existe ninguna regla escrita que diga que la primera oferta no puede ser la mejor.

Cometer errores en la documentación

Uno de los principales obstáculos con el que se encuentran los particulares al vender su vivienda es la documentación. No saben qué documentos necesitan y dónde deben solicitarlos. Los documentos necesarios son los siguientes:

  • Nota simple del Registro de la Propiedad: indica quién es el propietario de la vivienda, sus características y si sobre ella pesa alguna carga, como un préstamo hipotecario.
  • Cédula de habitabilidad: sólo es obligatoria en algunas comunidades autónomas.
  • ITE: en algunas comunidades autónomas es obligatorio en edificios de más de 30,45 o 50 años. Es un documento que acredita que el edificio donde se encuentra la vivienda es habitable.
  • Certificado de eficiencia energética: indica el consumo energético del inmueble.
  • Último recibo del IBI: el vendedor debe acreditar que se está al corriente de pago del Impuesto de Bienes Inmuebles.
  • Certificado de la comunidad de propietarios: un documento que prueba que el vendedor se encuentra al corriente de pago con la comunidad.
  • Escritura de compraventa: es el documento que firmó el vendedor cuando adquirió la casa que ahora quiere vender.





IMAX.ContactoNoticias

Conoce los servicios que ofrece Invermax

Rellena este formulario y un asesor especializado contactará contigo.

IMAX.FacebookFeed

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades?

Síguenos en nuestro perfil de Facebook y no te pierdas nada

Text/HTML

A

Contáctanos

Envía el formulario y te contestaremos lo antes posible

¿Cómo podemos ayudarte?

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.
Espere por favor...
Servicios
Sobre Invermax
 
91 489 93 84
93 624 56 00