Blog

Vender piso con inquilino, ¿es posible?



La venta de un piso con un inquilino en su interior es mucho más frecuente de lo que puede parecer. Pero ¿es esto posible? De acuerdo a la Ley de Arrendamientos Urbanos, que regula el mercado del alquiler, sí, un propietario puede vender su casa, aunque la tenga alquilada. Ahora bien, el inquilino tiene derecho a disfrutar del piso hasta que finalice su contrato de arrendamiento, con independencia de quién sea el propietario. Es decir, el nuevo comprador del inmueble en ningún caso puede desalojarle.

 

 

 

¿Cómo funciona el proceso de venta de una casa con inquilino?

Como actual propietario del inmueble tienes la obligación de notificar al inquilino que tienes intención de venderlo. Además, debes darle la siguiente información: el precio de venta del piso, la fecha prevista de firma del contrato de compraventa y cuáles son las condiciones de la transmisión. Es importante que dicha notificación la hagas por escrito para que quede constancia de ello. Lo ideal es hacerlo por burofax o a través de un requerimiento notarial.

El inquilino tiene lo que se conoce como derecho de tanteo, es decir, preferencia para la compra de la vivienda con respecto al resto de compradores. Tiene un determinado plazo para manifestar su voluntad de compra. Si una vez transcurrido ese periodo de tiempo no ha comunicado al propietario que desea adquirir la casa, pierde el derecho de tanteo. Desde ese momento, puedes vender el inmueble a un tercero sin que el inquilino pueda frustrar la venta de ninguna forma.

Si en el plazo de 30 días el inquilino sí manifiesta su voluntad de compra, tiene 180 días naturales para adquirirla. Es decir, una vez el arrendatario te ha comunicado que quiere ser él quien compre tu casa, en 180 días como máximo tendréis que haber firmado el contrato de compraventa ante notario.

 

¿Qué debes saber?

Ante la pregunta de si es posible vender piso con inquilino, lo primero que debes saber es que el inquilino tiene prioridad de compra, siempre y cuando el contrato de arrendamiento no diga lo contrario. Por lo tanto, tú como actual propietario y vendedor, tienes que comunicarle al arrendatario las condiciones de venta, para que en un plazo de 30 días decida si le interesa o no la oferta.

En algunos casos, el contrato de arrendamiento incluye una cláusula que indica que el inquilino renuncia a su derecho de tanteo. De ser así, puedes vender el inmueble a un tercero sin ningún problema. Por supuesto, también debes comunicarle la venta al inquilino con 30 días de antelación.

¿Y si el inquilino decide no comprar la casa? Si el contrato de alquiler está inscrito en el Registro de la Propiedad, podrás vender la casa, pero él tendrá derecho a seguir viviendo en ella. El nuevo propietario no podrá echarle, y el contrato de arrendamiento seguirá en vigor hasta su fecha de finalización.

Ahora bien, si el contrato de alquiler no está inscrito en el Registro de la Propiedad, como propietario del inmueble tienes total libertad para vender tu casa alquilada a quien tú quieras. En este caso, el inquilino sí tendrá que abandonar el inmueble, aunque si al nuevo propietario le interesa, podría continuar con el contrato de alquiler.

Si tienes un piso en propiedad que deseas vender, te invitamos a ponerte en contacto con nosotros. En Invermax somos una agencia inmobiliaria con más de 15 años de experiencia y más de 11.000 operaciones gestionadas. En nuestro equipo tenemos a los mejores profesionales, quienes se encargarán de todo en lo relativo a la venta de tu inmueble.




IMAX.ContactoNoticias

Conoce los servicios que ofrece Invermax

Rellena este formulario y un asesor especializado contactará contigo.

IMAX.FacebookFeed

¿Quieres estar al tanto de todas las novedades?

Síguenos en nuestro perfil de Facebook y no te pierdas nada

Text/HTML

A

Contáctanos

Envía el formulario y te contestaremos lo antes posible

¿Cómo podemos ayudarte?

He leído y acepto el aviso legal y la política de privacidad.
Espere por favor...
Servicios
Sobre Invermax
 
91 489 93 84
93 251 46 79